Todas las entradas por marianasoteldo

Acerca de marianasoteldo

Soy una soñadora con unas ganas enormes de conocer este mundo que es tan grande, pienso que viajar despierta mis sentidos, estoy convencida que somos muchos mas las personas buenas que las malas, y creo que es una de las mejores formas de educarme en la universidad de la vida. Además soy Administradora de Profesión, Venezolana, y madre de mi hermano.

Cuando voy pa’ Maracaibo y empiezo a pasar el puente…

Maracaibo ubicada al noroccidente de Venezuela, a las orillas del Lago del mismo nombre, es la segunda ciudad del país tanto en densidad poblacional como en importancia económica; capital del estado Zulia y conocida como la Tierra del Sol Amada, por las altas temperaturas que registra todo el año, es para mi una ciudad con encanto.

 La referencia al momento de arribar a ella,  es decir estoy pasando el puente, uno de sus iconos, una  imponente construcción de hormigón armado que atraviesa la parte mas angosta del Lago, y que la conecta de forma más expedita con el resto del país. El puente General Rafael Urdaneta ostentó en su momento la construcción de su tipo más grande del mundo.

Image

Una vez de este lado del puente, los maracuchos te dirán que entraste a la “República Independiente del Zulia” ya que poseen un regionalismo y amor por lo suyo digno de admirar, además de un ego tan grande como el lago que los rodea. El lago de Maracaibo es el más grande de Latinoamérica y una de las cuencas petrolíferas más importancia del país.

 Los maracuchos poseen un argot bien particular al hablar, usan el vos, en vez de tu y necesitaras preguntar mas de una vez a que se refieren con todas las variables que utilizan de la palabra “verga”; o con cualquier otra de sus expresiones propias y únicas; son exagerados, escandalosos, alegres y hospitalarios.

 La ciudad tiene una mezcla entre lo tradicional y lo moderno; en lo tradicional destaca el centro histórico donde encontrarás: la famosa Calle Carabobo del Saladillo, El Teatro Baralt, la Plaza Bolívar, El Palacio Legislativo, El Palacio de los Cóndores, el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, la Catedral y por supuesto la Basílica de la Chinita, patrona de los zulianos, y enfrente un hermoso templo a cielo abierto que termina en el Monumento.

Image

En el sector de Santa Lucía, esta la esquina de “A que Luis” donde puedes tomarte una cerveza bien fría, y la cual fue popularizada con una gaita, como casi todos los íconos maracuchos. La Gaita es un ritmo musical propio de la región y es lo típico que se oye en Diciembre en casi todo el país.

Image

En la Vereda del Lago, una hermosa costanera donde los marabinos acostumbran a caminar por las tardes o pasear bicicletas, esta la estación del Tranvía de Maracaibo, único en su estilo en el país,  ya que en pintorescos carritos puedes hacer diferentes recorridos por la ciudad, con un guía que va contándote las historias que le dan vida  cada lugar.

 Maracaibo además cuenta con una vibrante movida nocturna, abundan las discotecas, bares, café, y sitios para todos los gustos, mi preferido es Caribe Concert en la calle Carabobo, ya que presentan show en vivos, con un toque de humor típico del marabino.

Image

Escapadas Cercanas

 Si dispones de más tiempo puedes salir de la ciudad, tomar la vía Maracaibo-Maicao hasta el poblado de Sinamaica, y desde el puerto de un restaurante llamado  “El Trompo”, tomar una embarcación para recorrer la Laguna homónima, a solo unos minutos de empezar la navegación te envuelve la fascinante naturaleza, y te consigues con toda una población étnica, los Añu Parujana, que aún hacen su vida en palafitos (construcciones sobre agua) iglesia, farmacia, abastos, comercios, muchas casas y además un parador turístico, emergen de la laguna para mostrarte otra faceta llena de cultura, costumbre e idiosincrasia propias de sus habitantes. Se dice que el nombre del país tuvo su origen en esta población ya que cuando llegaron los conquistadores, la llamaron pequeña Venecia.

Image

Desde el puerto del Moján, a unos pocos kms más por la misma vía, puedes tomar una lancha que te lleve a las Islas de San Carlos y Zapara. La primera, en realidad es una península solo que cuando la marea sube cubre el itsmo que la une con el continente,  en esta se encuentra una fortificación española, el Castillo de San Carlos de la Barra, que data del Siglo XVII y que fue construido para proteger el paso que conecta el Lago de Maracaibo con el Golfo de Venezuela; y la segunda esta bendecida con unos majestuosos médanos a orillas del agua. También cuenta con un Torreon de la época de la colonial y desde donde te deja la embarcación tienes que atravesar la isla a pie, aproximadamente un km hasta llegar a la playa.

Image

Image

Para finalizar, no te puedes ir de  Maracaibo sin comer el tradicional “Patacón” hecho de plátano verde frito y relleno de carne, quesos y salsas; desayunar con pasteles de papa con queso y mandoca y tomarte un refrescante cepillado mientras pasees por las calles del centro.

#Veo Veo: Un Libro, muchos libros, ningún libro.

Estos días mi alma ha estado vulnerable, siente todo con mucha profundidad, hacía rato que no sentía así, como ráfaga he sentido: emoción, ilusión, desilusión, tristeza, nostalgia. Todo en menos de un mes.

El calendario marca el 15 y yo sin inspiración alguna sobre un libro, en mi esfuerzo de buscar la musa para escribir al respecto hice una lista y es lo único que tengo, mi creatividad no fluyo más, así que aquí va:

1. Un Libro: Hace poco sorprendí a un amigo con un libro. El no vive en la misma ciudad que yo, recientemente lo visite y supe lo mucho que quería ese libro. Como se acercaba su cumpleaños me pareció un regalo perfecto, así que con un poco de imaginación y ayuda de una cómplice, el libro llegó a sus manos el mismísimo día de su cumple. El libro fue motivo de alegría, la suya por la sorpresa y la mía por hacer feliz a una persona querida.

2. Muchos Libros: He leído varios libros, pero no todos los que me hubiese gustado leer. El vicio de la lectura me ha dado por etapas. Ahorita quiero leer, leer mucho, quiero viajar a través de historias, quiero poner a volar mi imaginación. No se si es una búsqueda de algo, simplemente quiero leer y leer, quizás subsanar esa etapa en la que no priorice la lectura de libros en mi vida. Pero además tengo un problema, no se como escoger los libros, hace poco leí en Viajando por ahí ( http://viajandoporahi.com/homenaje-a-los-libros-en-papel) un homenaje a los libros en papel, donde la autora cree que son los libros quienes nos escogen a los lectores y nos encuentran sin importar el lugar donde nos encontremos. Así que espero encontrarme a los libros indicados (Se aceptan sugerencias). 

3. Ningún Libro: Y así llegó el 15, último VEO VEO del año y no tengo una historia maravillosa e inspiradora que contarles con ningún libro, o quizás la tengo y no la recuerde porque mi alma no esta en su mejor momento creativo, sino que esta sintiendo. Prometo entonces que apenas llegue la historia del libro, la escribo y comparto con ustedes.

______________________________

¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Quieres jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

Lee otras historias del VEO VEO de este mes:

Con los pies sobre la tierra | Rincones Color | Ir Andando | Apuntes Ideas Imágenes |Paper Versos Planeta Tour | Camino Mundos | Rumbeando por ahí | Cuerpo SentidoPrometeo Poeta | Caminando por el Globo | Babelia Heterogénea Aprendiendo a ser | Charlas y Caminatas | La Otra Ciudad | Mi vida en una mochila | Magia en el Camino | Creando Felicidad | Titín Round the World |

#VeoVeo: Un Encuentro

En la vida cotidiana, encontrarse con alguien para tomar un café, un trago, conversar o ir a bailar, pareciera una actividad más que se cuela en las rutinas. Pero cuando los Encuentros son multiculturales y te permiten dar vida a alguien con quien solo haz compartido de manera virtual, la cosa cambia radicalmente. Los encuentros dejan de ser simples, y se pueden convertir en mágicos, o al menos, eso fue lo que me pasó a mí siendo parte de la comunidad de viajeros.com.

Mi primer Encuentro Choroní Abril 2011

Tenía pocos meses en la página, cuando vi que un venezolano hizo un llamado a un Encuentro Nacional, que tuvo sede en el maravilloso pueblo de Choroní, estado Aragua que se ubica en las costas venezolanas, en medio de las montañas del Parque Nacional Henri Pittier.  Sin duda, el lugar es precioso, no puedo creer que no lo visitara antes, pero el ambiente que se formo fue lo que le dio ese toque mágico a ese fin de semana. Cuarenta personas de distintas partes del país, que en su mayoría no nos conocíamos personalmente, y que a su vez parecíamos un grupo de amigos de toda la vida, por la empatía, por la camaradería, por las risas, quizás por dejar un poco los prejuicios de lado y brindar una sonrisa sincera, demostrando que somos muchos más las personas buenas que malas. Y desterrando el mito que nos enseñaron de pequeños: No hables con extraños, que te pueden hacer daño. Ese encuentro fue un punto de quiebre en mi vida, me hizo reflexionar y además adicta a asistir a Encuentros.  De allí salió la idea de formar un comité organizador para el Encuentro Internacional del 2012, y hacer todo para que Venezuela fuera la sede.

Imagen

Lo logramos: Venezuela Sede del Encuentro Internacional 2012

Y yo parte del comité organizador, que con todo el cariño del mundo recibimos a más de 50 viajeros de diferentes países, pasamos cuatro días de convivencia inolvidable, pero que condensaban meses de trabajo y esfuerzos, para hacerlos sentir como en su casa. Además, me di la oportunidad de conocer en recorridos adicionales: Los Roques y Canaima, los dos destinos TOP de mi país, y que irónicamente al visitarlo con mis amigos viajeros extranjeros yo estaba tan asombrada como ellos de los paisajes de ensueño que esconde esta tierra que me vio nacer.

Imagen

Podría pasarme hojas y hojas enumerando todos los encuentros a los que he podido a asistir y la esencia siempre sería la misma, al conocer personas dejando de lado los prejuicios y con amplia apertura, me hace mostrar lo mejor de mí, sin esperar nada a cambio, pero que a su vez trae mucho cariño y atenciones de vuelta.

Hoy puedo decir que tengo la fortuna de tener amigos regados por el mundo, con quienes mantengo contacto a través de las redes sociales, y a quienes siempre tengo ganas de volver a ver, y es la excusa perfecta para ir a visitarlos, para recibirlos en mi país o para ir a un país neutro y encontrarnos.

ImagenImagen

Por eso, amo los encuentros, por la posibilidad que me dieron de ampliar mi visión del mundo, de abrir mi corazón, porque sencillamente a través de ellos siento que he crecido como persona. Y si señor, puedo hablar con desconocidos ya que no me van a robar o raptar o matar, la mayoría por el contrario me va a responder con una sonrisa de vuelta.

Imagen

¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

*¿Quieres  leer más Veo Veos? Los puedes encontrar acá: Amneris Mazeo , Dale Viajá , Sweet Virginia , Tentación Creativa , Ayelen Romano , Paper-Versos , Facundo en el Mundo , Babelia Heterogénea , Mi Vida en una Mochila , cuerpo-sentido , Aby viajando ,Caminartemundo , Hey Hey World , Prometeo , La Mochila de Mama , Pensadora , Drean in Image ,Cruzar La Puerta , La Zapatilla , Ir Andando  

Una década

Un trece de noviembre de 2003, cuando cursaba el 8vo Semestre de mi carrera, comencé a hacer unas pasantías profesionales en la institución donde actualmente laboro, tenía solo 20 años, pero las circunstancias de mi vida me habían hecho madurar rápido, no tenía tiempo que perder, necesitaba desde muy joven abrirme caminos profesionales que me llevaran a auto sustentarme, no solo a mi, sino a mi hermano menor.

No fue fácil, nada de lo que vale la pena lo es, y al cabo de unos meses (varios meses) después logre que me contrataran gracias a mis capacidades, es decir, que cuando me gradué cumlaude de Licenciada en Administración, no tuve que buscar trabajo, ya lo tenía.

En esta institución he aprendido muchas cosas, y me ha brindado un trabajo “estable” “seguro” y como dicen por ahí “para toda la vida” y entonces esa frase me asusta, me aterra, de verdad quiero pasarme toda la vida viniendo a estas oficinas como tengo haciéndolo los últimos 10 años. La respuesta es NO.

Aquí cree una zona de confort, me siento segura, no tengo el mejor de los sueldos pero hago maravillas y me ha alcanzado, soy totalmente independiente, y he podido viajar, pero inevitablemente, se ha despertado un espíritu en mí, un espíritu soñador, aventurero, me he descubierto en una faceta más humana. Y he caído en cuenta que esa misma estabilidad y seguridad, ha dormido mi parte creativa, porque así somos los seres humanos, sino necesitamos no creamos, y nos conformamos.

Pero desperté, he analizado muchas cosas, he leído mucho, he visto a través de mis compañeros de trabajo, como este sistema de la administración pública venezolana se consume la vida de las personas y ni siquiera pueden acceder a una jubilación digna.

Recientemente un CS que hospedé me dijo parafraseándolo un poco “cuando nos dedicamos a algo nuestro, a algo que amamos, y enfocamos nuestros esfuerzos, el trabajo no tiene que ser una cárcel sino mas bien el camino a la suma de las libertades”; es así, comparto plenamente su opinión, hacer algo al que te sientes obligado, te hace sentir preso, así me siento.

Entonces, el ya no querer este trabajo, el querer plantearme nuevos retos, no me hace una malagradecida con las oportunidades, por el contrario, me hace una emprendedora, no dudo ni por un instante que en aquellos tiempos, fue lo mejor que pudo pasarme, pero la vida evoluciona y una década después siento cada día la necesidad de cerrar este ciclo y abrir nuevos horizontes.

Como? Aún no lo se, estoy buscando esas respuestas, o mejor dicho, si tengo algo en mente, pero mejor irlo materializando para poder contarlo. Lo que si tengo claro, que el 2014 será un gran año de cambios, porque toda mis energías estarán enfocadas al cambio, a lo que necesito y quiero para mis días.

“La VIDA dura solo un tiempo, pero el tiempo dura toda la VIDA. 

Disfrútala a tiempo antes que el tiempo decida tu VIDA”